lunes, 22 de agosto de 2011

De que se trata el abordaje psicomotor en el medio acuático?

Lic. Mariela Papaleo - www.espacioacuatico.com.ar

El abordaje psicomotor en el medio acuático es un enfoque terapéutico, que a diferencia del tradicional educativo, y de la rehabilitación kinésica, se vincula al trabajo con la persona y no sólo con el síntoma en cuestión, a fin de favorecer los modos de funcionamiento corporal en lo cotidiano.

No se universalizan los casos, el trabajo se desarrolla con cada persona en particular.

Actualmente desde las ciencias médicas ha habido una valorización del medio acuático, como lugar alternativo de “alivio”, de “curación” que es sugerida e indicada en numerosos casos como terapéutica adecuada.

El agua por su fluidez, es fuente de estimulación sensorial y motora, y las propiedades que nos ofrece para movernos allí, están ligadas a la sensación de liviandad del cuerpo, a la posibilidad de encontrar la relajación durante la actividad y los efectos posteriores a ella, y la consecuencia de bienestar que de ello deriva, dada la comodidad tónico-postural encontrada allí.

Lo que sostiene la tarea es el vínculo terapéutico, más allá de las propiedades físicas del agua, que sabemos, ofrece un sostén corporal en la flotación, entendiendo el sostén como una búsqueda, no siempre ligada en primera instancia al placer.

Es un medio facilitador del movimiento, y con ello se trata de favorecer la funcionalidad de las habilidades cotidianas, que en muchos casos, se ven impedidas por alguna alteración motora, o psicomotora.

En el agua las sensaciones se corporizan anclando en un cuerpo que tiende a encontrar diversos registros tónico-posturales, de incomodidad, de tensión, de frío, de calor, de alivio, de imposibilidad, de bienestar… múltiples matices subjetivos, que no responden a una lógica universal de posiciones adecuadas, sino de posturas propias encontradas, construidas allí.

Por último, cómo se observarían los resultados del trabajo realizado en el medio acuático?

Particularmente encuentro dos vías: por un lado lo observable desde el punto de vista de los componentes del tono-postura-comodidad-disponibilidad dentro y fuera del agua, y la continuidad a lo largo del tiempo según el dispositivo particular con cada persona.

El agua, en definitiva, es un “espacio acuático” posible, para poder instalarse en una búsqueda personal, con todo lo que eso implica, en un ilusorio, pero sorprendente camino hacia el bienestar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores